La mesa para cambiar pañales se convierte en una mesa de luz.

Boris recicla el viejo cambiador de su hija en una caja de luz. Me encanta cómo se cierra en una pequeña cosa compacta.

“Convertí el cambiador Sniglar en una caja de luz. A mi esposa, desde hace unos años, le gusta practicar la costura para nuestras hijas. Compra muchos libros que contienen patrones que tiene que reproducir en papel blanco que luego usa para cortar la tela. No es fácil reproducir esos patrones en el papel.


mesa abatible con almacenaje

Como nuestra hija menor tiene ahora dos años y medio, ya no necesitamos nuestro cambiador Sniglar, y decidí transformarlo en una mesa de luz para mi esposa. Primero pensé en mantener la estructura de la mesa como estaba, pero finalmente, preferí usar los dos niveles de la mesa para hacer una mesa plegable. Primero arreglé las dos cubas con una bisagra de piano larga. Luego metí papel de aluminio en las tinas para reflejar la luz y le coloqué cuatro tubos de neón. Después de unos metros de cable, cerré las cubas con dos paneles de plexiglás blanco y opaco y listo”.

¿Qué te ha parecido este truco? No puedes dejar de mirar estos otros trucos