¡No Stolmen sino Ivar (bicicletas) portaequipajes!

Materiales: Bestå patas, escalera de madera Ivar (30 × 226), soportes Ekby Valter (28cm)

Descripción:
Para mantener la armonía en la familia, tuvimos que encontrar un compromiso entre la dimensión de nuestro apartamento y el hecho de que mi pareja no tiene la intención de estacionar las bicicletas afuera. Aunque un portabicicletas parecía la solución más obvia, no pudimos encontrar nada que pudiera satisfacer nuestras necesidades. Entonces, decidimos construirlo nosotros mismos. Nuestros dos objetivos principales eran: 1) tiene que estar parado sin perforar la pared, ya que estamos alquilando y no se nos permite hacerlo; 2) tiene que ser barato.

Fuimos a Ikea y con un poco de trabajo se nos ocurrió un portabicicletas genial, que costó alrededor de 300 SEK (sí, ¡estamos extremadamente orgullosos de él!)

INGREDIENTES

– Bestå piernas, 20 SEK en el rincón de rebajas
– Escalera de madera Ivar (30 × 226), 125 SEK
– Soportes Ekby Valter (28cm – los grandes), 25 SEK cada uno
– Cosas que ya teníamos en casa (tornillos, taladro, pegamento para madera, una cámara vieja, empuñadura de raqueta de tenis, fieltros)




INSTRUCCIÓN

Usamos 2 escuadras Ekby Valter como pies frontales para la estructura, usando los agujeros ya hechos para los tornillos. También ponemos pegamento para madera además de los tornillos, solo por estar 100% seguros.

Hacer los pies laterales fue un poco complicado. Cortamos la parte saliente e hicimos unos nuevos agujeros para los tornillos, con el fin de no cruzar los tornillos utilizados para los pies frontales.

Usamos los 2 últimos soportes de Ekby Valter como accesorios del marco. Adjuntamos las dos piezas que cortaste de los pies laterales, para evitar el riesgo de caída de la bicicleta. Luego lo cubrimos con una vieja cámara y un poco de grip de raqueta de tenis, para evitar molestos rayones en el cuadro de la bicicleta.

Para la parte superior, cambiamos los tornillos normales de las patas Bestå, por unos de madera / hierro.

Montamos las patas Bestå, colocamos unos fieltros en las superficies en contacto con suelo y techo, colocamos la rejilla y regulamos la longitud de las patas Bestå. ¡Ponte las bicis y disfruta! 🙂

Ver más del portabicicletas IVAR.

¿Es una buena idea, verdad? Pues vas a flipar en colores con los truquitos de decoración que te presentamos